sábado, 14 de enero de 2012

ROMANCE NO DESEADO

Un día cualquiera coges un tren. Destino: Vigo, aunque me gustaría tener un billete hacia ninguna parte. Un café y un largo paseo. Y después de una historia estadounidense del romance deseado, una larga noche de reflexión. Pensé en decirte tantas cosas, incluso preparé un discurso... Para que engañarme, no va a funcionar.

1 comentario:

  1. Yo partiría hacia el contrario, hacia Coruña, la verdad

    ResponderEliminar